He leído con interés en Enter la “Nota 168. Matizando la definición de ‘nativos digitales” y también me llamó la atención recientemente la nueva legislación que se plantea en Alemania sobre los contenidos de información privada en redes sociales.

Es cierto que los nativos digitales no son ni tan digitales ni tan superiores a los “inmigrantes digitales” y que muchas veces nuestra propia pasión eleva un poco las expectativas. Pero sí que son diferentes, por ejemplo en un factor de inconsciencia del que actualmente los jóvenes no se están dando demasiada cuenta, y es el control de su privacidad.

En primer lugar, creo que es importante saber que cada uno utiliza las redes sociales para lo que quiere, y esto es una cuestión básica para un seguro desconcierto general. Por ejemplo, yo uso LinkedIn para relaciones profesionales y Facebook para relaciones personales, pero hay gente que tendrá otros criterios. Y con cierta frecuencia recibo invitaciones en Facebook de gente a la que no conozco lo suficiente como para decir que es mi amigo/a. Si no ignoro la invitación, estoy abriendo una puerta potencialmente peligrosa para mi privacidad.

El joven (cuanto más adolescente en mayor grado) es de algún modo inconsciente y normalmente no valora en toda su amplitud la importancia de sus decisiones, y ese es el gran peligro. En fases de la vida en que por alguna circunstancia necesita amigos, dejará bastante abierto su Facebook, pero probablemente no eliminará nunca contactos en otros momentos, incluso si teme que está compartiendo demasiado. Por ahora bien, pero veremos dentro de unos años. En teoría una empresa asociada a la selección de personal puede tener perfiles en redes sociales y establecer contacto con gente para luego “ayudar a tomar decisiones” en procesos de selección. Supongo que no será del todo legal, pero tampoco me parece imposible.

En teoría en Alemania no se podrán consultar datos del empleado en Facebook, según la nueva legislación que se está planteando. Bien, bien, muy bonita la intención, pero… ¿acaso es legal manejar datos personales de usuarios sin el consentimiento del propietario? ¿y acaso las empresas de selección no lo hacen, por ejemplo almacenando curriculums, tomando notas una entrevista, pidiendo el teléfono de un conocido o solicitando referencias personales (a veces de temas muy sensibles) que luego se almacenan en una base de datos? ¿Y toda esa información -toda- la tienen perfectamente legalizada y firmada con sus cláusulas de LOPD? Lo dudo.

Intentar legislar el hecho de que ante una contratación una persona pueda buscar (desde cualquier parte) datos sobre el posible candidato es una quimera, es poner puertas al campo y no creo que sirva para nada, más que para recaudar en el caso de que el régimen sancionador sea duro.

Y por otra parte, contratamos personas y por tanto la vida personal que pueda llevar una persona, o al menos la discreción con que la maneja, me parece que puede ser un factor determinante para decidir si contratamos o no a alguien, igual que podemos aplicar pruebas psicológicas en un proceso de selección y nadie se lleva las manos a la cabeza.

Otro asunto es el de la propiedad de la información. Las fotos que subimos (y que los jóvenes suben sin mucho más filtrado que el de su recién estrenado sentido común) son de Facebook para siempre (aunque no me he asegurado, eso dice la leyenda urbana y supongo que los Términos y condiciones de Facebook, que no me he leído completamente). Dentro de unos años, veremos a quién pertenece Facebook y con qué fines utiliza esa información. Por eso tienen sentido iniciativas como Diaspora, con una mentalidad más abierta y menos descontrolada.

Aunque mucho me temo que cada vez más empezaremos a ver barbaridades legislativas que intentarán modificar hábitos y usos que ya son hechos completamente arraigados, aunque no gusten a todo el mundo. En eso sí que los inmigrantes digitales deberíamos aprender de los nativos. Cuando los nativos se incorporen al mundo profesional y sean ellos los que empiecen a legislar, otro gallo cantará.

About Javier Poveda

Un apasionado del marketing y la tecnología, con la mente siempre puesta en los porqués de las decisiones que toman mis colegas de profesión. Curtido en agencia y cliente, y con la visión periférica entrenada después de varias misiones en departamentos de marketing.

2 Thoughts on “Los nativos digitales y su privacidad

  1. Otro gallo cantará cuando los nativos digitales manejen y controlen el mundo laboral. Antes de eso van a tener muchos, muchos problemas.

    Las fotos que publican no reflejan nada nuevo, son cosas que siempre se han hecho. Pero verlas registradas en fotos y videos como que les da un toque maligno, indebido.

  2. Más que maligno, Jorge, es que antes teníamos control sobre lo privado y ahora los “nativos digitales” no le dan importancia. Y no saben que hoy en día lo que queda en Internet es muy difícil de borrar. Por eso dentro de unos años se empezarán a preocupar por lo que hicieron en el pasado, y sobre todo por la huella que quedó de aquello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation