No hay nada como acuñar un buen término par que suene. La “Marca España” es ya un concepto en sí mismo, algo que cuidar, tiene entidad.

Lo sorprendente de la cuestión de la Marca España es que haya que venderla a los españoles. Durante años nos hemos estado mirándonos a través de los ojos de nuestros países vecinos, y ahora nos empezamos a dar cuenta de que se puede sacar pecho. Primero fue Campofrío, con sus campañas en torno a lo orgullosos que nos deberíamos sentir los españoles, a través de su optimismo y sentido del humor:

You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video

Recientemente, vuelven a la carga con un mensaje animante, lleno de optimismo y de ilusión, sobre la idea de ser español:

You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video

y Balay apalanca su nueva campaña en el carácter español y cercano de las personas que intervienen en su fabricación.

You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video

Me gusta el optimismo, y estas campañas emotivas ayudan a levantar el ánimo y a pensar que aquí dentro tenemos muchos recursos, potencial y motivos para el optimismo, par sentirnos orgullosos de lo que hacemos en nuestro país.

¡Feliz año nuevo!

No sé si será algo muy novedoso, pero al menos yo no conocía el servicio que ofrece Geniale, una web que recopila los catálogos de las principales cadenas de distribución para poder consultarlos online. En un primer vistazo, ofrece cosas interesantes:

  • Elegir la zona geográfica
  • Aplicación móvil
  • Shopping @lert

Geniale

 

No tengo nada con ellos, pero creo que es una iniciativa sencilla, práctica y con posibilidades. Si realmente hacen un poco inteligente la alerta de nuevos productos para poder suscribirse a aquellos que nos interesen, creo que puede ser algo de interés ante tanta oferta de cosas muy muy parecidas, en un mercado cada vez más competitivo y donde el precio y la información son primordiales.

 

 

Un tweet mañanero de la semana pasada me sugirió la reflexión que todos los profesionales orientados a marketing y negocio nos hacemos, mucho más los que estamos enfocados a las posibilidades que nos da Internet: qué papel real tiene el mundo online, y si realmente todo va  cambiar radicalmente y ya mismo.

Elena Gómez Pozuelo  gomezdelpozuelo  en Twitter

Esta es la realidad: en España, todavía un 72% de mujeres y un 66% de los hombres prefieren comprar offline http://ow.ly/jpP9S 

Es evidente que Internet está revolucionando todo. No sé si es un cambio de época, una época de cambio o las dos cosas a la vez. Más bien yo creo que hay cambios evidentes, pero que van afectando a las personas y sectores con diferente grado de velocidad y profundidad.

No todo va a ser online ya. Es evidente que hay sectores que se han revolucionado completamente, como el de los viajes, el juego o la banca, pero hay otros muchos que aún tienen mucho por evolucionar, si es que realmente llegan a convertirse profundamente alguna vez gracias a Internet.

Catálogo Ikea

Haciendo foco en el ecommerce, hay aún grandes barreras para su despegue definitivo (costes de envío y falta de información principalmente), y es muy interesante la reflexión sobre qué necesidades cubre, con una orientación tradicional basada en la pirámide de Maslow. Mientras los grandes se preparan para dar un salto de inmediatez, para acercar la experiencia del ecommerce a la del mundo real, los consumidores siguen necesitando en muchos casos mantener su vínculo con la realidad tangible en un mundo nuboso y cada vez más complejo.

Mientras IKEA siga invirtiendo el 70% de su presupuesto de marketing en el catálogo anual, y los consumidores sigan prefiriendo un catálogo en papel a una bonita web, el mundo offline debe ser tenido muy en cuenta aunque el online se meta cada vez más en nuestras vidas y en nuestras cuentas.

 

 

 

Post Navigation